El Principado de Andorra se encuentra ubicado entre Francia y España y tiene una economía basada en el comercio y el turismo, siendo considerado paraíso fiscal por OECD. Sin embargo existe un acuerdo entre España y Andorra para el intercambio de información en materia fiscal para evitar la doble imposición. El sector financiero, formado por varias entidades bancarias pertenecientes a la Asociación de Bancos Andorranos que, a su vez, es miembro de la Federación Bancaria de la Unión Europea contribuye sustancialmente a la economía gracias al secreto bancario junto con unos impuestos muy bajos o inexistentes en algunos bienes o servicios. Recientemente Andorra ha decidido implementar desde el 1 de enero 2013, un impuesto de sociedades, de actividades económicas para los autónomos y un impuesto sobre la renta para no residentes. También se ha introducido un Impuesto General Indirecto (IGI) aumentando así la presión fiscal de los residentes.

Bancos del Principado de Andorra

Crèdit Andorrà
BPA Banca Privada D’Andorra
Andbank
Morabank
BSA Banc Sabadell D’Andorra

Abrir una cuenta bancaria en Andorra

Los no residentes pueden abrir una cuenta bancaria remunerada en cualquiera de los bancos que operan en Andorra (ver listado de entidades bancarias supervisadas). Sin embargo, en el caso de ciudadanos españoles  se tiene la obligación de comunicarlo al Banco de España mediante la cumplimentación de los modelos DD1 relativo a la apertura o cancelación de cuentas en el extranjero y DD2 para transferencias superiores a 600.000 euros anuales (información modelos DD1 y DD2). Las comisiones de mantenimiento de estas cuentas suelen ser bastante caras, entre 400 y 500 euros anuales. La ventaja radica en que no se pagan impuestos por dichos fondos pero sí se aplica una retención del 15% para los no residentes. Esta retención fue acordada con Bruselas y se aplica sobre los intereses pagados a los ciudadanos de la Unión Europea.

Para abrir una cuenta bancaria son necesarios fotocopia del DNI o pasaporte, acreditación del domicilio habitual y verificación de la actividad profesional del titular. Aunque las solicitudes se pueden gestionar online, se requiere la firma física del titular para poder abrir la cuenta.

Secreto bancario

Andorra ha realizado gestiones para dejar de ser considerado paraíso fiscal por la OCDE firmando tratados de intercambio de información fiscal con España, Portugal, Mónaco, Austria, Francia, San Marino, Bélgica, Argentina, Países Bajos y Liechtenstein. Sin embargo mantiene el secreto bancario por lo que la mayoría de no residentes podrán beneficiarse de sus ventajas.