Anguila (Anguilla en inglés) es la principal isla del archipiélago de Anguila en el Caribe. Anguilla forma parte del Territorio Británico en Ultramar y ofrece una amplia variedad de servicios offshore para empresas internacionales y personas físicas no residentes. Esta jurisdicción permite la creación de fideicomisos, fundaciones, IBCs (International Business Companies), LLCs (Limited Liability Companies), bancos offshore.

Fiscalidad

Como otras jurisdicciones fiscales del Caribe, Anguila se perfila como un paraíso fiscal completo reuniendo todos los requisitos de privacidad, confidencialidad y secreto bancario, ausencia de impuestos o tributación muy baja. Los beneficios empresariales, dividendos y otros ingresos ganados por las compañías offshore fuera de la jurisdicción están exentos de impuestos. Como paraíso fiscal, Anguila apoya y estimula mediante políticas fiscales el sector offshore banking no aplicando impuestos sobre las ganancias de dichas cuentas bancarias.

Sociedades offshore en Anguila

Las LLCs no pagan impuestos por las actividades económicas realizada fuera de la isla. También están exentos de impuestos los fideicomisos y las fundaciones. Se protege la privacidad de los titulares de cuentas offshore y propietarios de IBCs mediante leyes que prohíben expresamente compartir estos datos sin el consentimiento de los titulares.

Para crear una sociedad offshore en Anguila se requiere un mínimo de un accionista y un director, que puede ser la misma persona. Los nombres de los beneficiarios no son publicados en ningún registro público y no se requiere la presentación de cuentas anuales con lo cual se puede disfrutar de un alto grado de anonimato.

Acuerdos de doble imposición

La jurisdicción fiscal de Anguila no tiene acuerdos de doble imposición con ningún gobierno en la actualidad, garantizándose de este modo la integridad del centro financiero y su estatus de paraíso fiscal. Además no existe ninguna restricción de nacionalidad para crear una empresa offshore o abrir una cuenta bancaria.