Aruba es un país insular situado al noroeste de Venezuela y al sur del mar Caribe que formó parte de las Antillas Neerlandesas, aunque desde el 1 de enero de 1986 es un país autónomo dentro del Reino de los Países Bajos. A diferencia de otros territorios exteriores a Europa de soberanía de países de la UE como las Islas BES (Países Bajos Insulares), Aruba no es parte integrante de la Unión Europea. Sin embargo los ciudadanos de Aruba tienen pasaporte holandés, y por lo tanto gozan de los mismos derechos que los ciudadanos de la Unión Europea.

Sector bancario

El sector bancario de Aruba aún no está muy desarrollado pese a sus ventajas. El Banco Central de Aruba (CBA) como responsable de la supervisión del sistema financiero, considera que no tiene las herramientas necesarias para regular los bancos. Como resultado, únicamente existen dos bancos offshore en Aruba y se les permite operar exclusivamente con no residentes y empresas exentas. Recientemente, el Banco Central de Aruba  está fomentando el desarrollo del sector financiero y está empezando a aceptar solicitudes de licencias de bancos solventes y de buena reputación.

Impuestos y tributación

Aruba ofrece grandes ventajas para empresas offshore, aunque no estén exentas de impuestos. Dependiendo de la actividad y sector en el que operan, las empresas sí pueden lograr una exención total de impuestos, o pueden optar por tributar a un tipo impositivo fijo anual. Una empresa puede permanecer totalmente exenta si actúa como un holding con filiales extranjeras sujetas a un impuesto sobre beneficios de un mínimo de 17.5% sobre el 95% de los dividendos. Las actividades de inversión también permanecen exentas pero excluyendo bienes raíces. La Isla de Aruba es considerada una jurisdicción fiscal de tributación baja pero no inexistente. La fiscalidad, los incentivos y ventajas fiscales que ofrece el país lo convierten en un centro financiero muy atractivo para compañías de todo el mundo. Las compañías offshore establecidas en Aruba se benefician de exención de impuestos sobre importaciones, exención de impuestos sobre pagos en monedas extranjeras y transferencias, ausencia de impuestos sobre ventas y un 2% en impuestos sobre beneficios obtenidos con actividades económicas dirigidas desde la isla. Otros beneficios incluyen la estabilidad política-económica del país, su proximidad y comercio con países de América Latina, las zonas de libre comercio.

Empresas offshore en Aruba

En Aruba se pueden crear varios tipos de empresas aunque la entidad más utilizada es la Aruba Exempt Corporation (AVV). Se trata de una empresa de responsabilidad limitada establecida en las zonas de comercio libre que puede ser 100% extranjera y que no requiere un capital mínimo para su creación. Estas empresas tienen que abonar una tasa anual de $500 y una tasa de incorporación de $750 aproximadamente. La AVV es representada por su director y se requiere que cuente en todo momento con un representante legal establecido en Aruba que también está en posesión de la licencia.

Ventajas fiscales Aruba Exempt Corporation

  • Requiere un mínimo de un accionista y un director.
  • Alta privacidad, posibilidad de nombrar directores nominados a través de abogados.
  • Responsabilidad limitada sin necesidad de desembolso de capital.
  • Permite el uso de acciones al portador, tanto en territorio internacional como local.
  • Exentas de presentar cuentas anuales.
  • No requiere auditoria.
  • Exención de impuestos sobre cualquier tipo de ingreso.
  • Reuniones de accionistas y directores en cualquier país.