Las islas Bermudas son un archipiélago de América del Norte ubicadas en el mar de los Sargazos, y que forman parte del Territorio Británico de Ultramar. En la jurisdicción fiscal de las Bermudas no aplican impuestos sobre los beneficios, ingresos o dividendos, impuestos sobre beneficios del capital y tampoco existe ninguna retención fiscal sobre las ventas. Los inversores no residentes pueden comprar o vender acciones y participaciones de fondos de inversión sin estar sujetos a impuestos. El país ofrece todo tipo de facilidades también para los trusts, que igualmente están exentos de tributar.

Empresas exentas

El proceso de constitución de una sociedad offshore en las Bermudas es más complejo que en otras jurisdicciones por lo que es más costoso también. Entre las principales actividades y tipos de inversión que se realizan a través de las Bermudas destacan los fondos de inversión, fondos de alto riesgo, las operaciones bursátiles y los depósitos bancarios. En Las Bermudas se han establecido un alto número de empresas de asesoramiento financiero directamente relacionadas con las principales bolsas de valores del mundo. Las siguientes actividades mercantiles precisan una licencia especial por parte de la Autoridad Monetaria de las Bermudas: servicios bancarios, seguros, reaseguros, gestión de fondos, entidades de inversión colectiva, asesoramiento de inversiones o cualquier otra actividad asociada al sector bancario y de seguros.

Privacidad

Los nombres de los directores y beneficiarios de una empresa exenta incorporada en Bermudas son comunicados al Gobierno pero las leyes actuales de secreto bancario previenen que dicha información sea pública. Actualmente el país no tiene acuerdos para evitar la doble imposición con ningún otro estado.

Sector bancario

Los bancos offshore que operan en la isla ofrecen facilidades para todo tipo de inversiones dirigidas a los no residentes y se pueden abrir cuentas bancarias offshore, cuentas de ahorro o contratar otros productos financieros a través de internet. Muchos países gravan impuestos sobre los ingresos de sus residentes en cualquier parte del mundo, de modo que en el algunos casos, aunque en Bermudas no existen impuestos, es posible que tenga que pagarlos en su país de residencia. Para poder abrir una cuenta bancaria en Bermudas se debe especificar ante todo un motivo razonable para el que desea utilizar la cuenta. Las solicitudes con motivos vagos como mejores tipos de interés, inestabilidad financiera en el país de origen suelen ser denegadas. También se requiere acreditar la identidad mediante documento de identidad, copia del pasaporte y prueba de que el dinero a invertir no proviene de fuentes ilegales, como ocurre de hecho en todas las jurisdicciones.

Bancos offshore en Bermudas

HSBC Bermuda
Butterfield Bank Limited
Bermuda Commercial Bank Ltd (BCB)
Clarien Bank Bermuda
The Bank of N.T. Butterfield & Son Ltd
Banque SCS Alliance SA