Chipre tiene un estatus especial dentro de la Unión Europea y es considerado paraíso fiscal por muchas legislaciones europeas. La ventaja de Chipre radica en que es parte de la Unión Europea y la moneda oficial es el euro, que adoptó el 1 de enero de 2008. Los tipos impositivos de las empresas registradas en Chipre son del 10% mientras la media europea se sitúa entorno al 30%. Por lo tanto, esta es la principal ventaja fiscal de Chipre que proporciona a las empresas los medios necesarios para reducir impuestos a la vez que pueden obtener un número de IVA europeo y válido para operar en cualquier país de la UE.

Impuestos

El sistema impositivo chipriota es muy atractivo para personas físicas y entidades extranjeras. El impuesto sobre beneficios aplica a las compañías chipriotas sobre sus ingresos multinacionales, mientras que las sociedades extranjeras pagan sus impuestos de acuerdo a otros criterios.

Dividendos recibidos por holdings empresariales en Chipre

Los dividendos están exentos de impuestos en Chipre excepto cuando son recibidos por una persona física con residencia fiscal en el país. El impuesto sobre dividendos de un holding depende del país de residencia del pagador. Según la Directiva Europea sobre Matrices y Filiales 90/435/EEC, si un accionista recibe dividendos de una sociedad establecida en la Unión Europea, éstos estarán exentos de impuestos, siempre que se cumplan ciertas condiciones. Si los dividendos son pagados por una sociedad de fuera de la UE, el impuesto dependerá de los acuerdos de doble imposición entre Chipre y el país respectivo. Si no hay ningún acuerdo fiscal, los dividendos estarán sujetos a un impuesto del 20%.

Dividendos recibidos de sociedades extranjeras en Chipre

Los dividendos recibidos de sociedades extranjeras, con independencia si son de la UE o no, están exentos de impuestos, y también están exentos del impuesto de defensa si reúnen algunas condiciones. Los dividendos recibidos de una empresa extranjera no estarán sujetos al impuesto de defensa si la matriz ostenta por lo menos 1% del capital social de la filial. Las sociedades sí estarán sujetas a dicho impuesto si aplica una de las siguientes condiciones:

  • La sociedad extranjera abonando los dividendos genera más del 50% del beneficio de las inversiones de su filial.
  • El impuesto al que está sujeta la matriz es menor que el impuesto de sociedades en Chipre.

A efectos impositivos una sociedad se considera residente si tiene sede y es gobernada desde Chipre. De igual modo, una persona física es considerada residente si vive más de 183 días al año en el país.

Intercambio de información fiscal

El país ha firmado numerosos acuerdos para evitar la doble imposición de empresas offshore y que implica intercambio de información fiscal. Este hecho no perjudica en absoluto a las empresas offshore cuyas actividades económicas dentro de la UE son lícitas. Antes de la ley francesa y española del juego, muchos casinos online que operaban en Europa estaban domiciliados en Chipre así como multitud de empresas y sociedades bursátiles o de operaciones financieras. La ventaja en este sentido es que Chipre permite el anonimato de los accionistas, no aplican impuestos sobre la venta de acciones, por dividendos o por compraventa de valores.

Crear una empresa en Chipre

Para crear una empresa offshore en Chipre, se necesita mínimo un administrador y no existe un mínimo de capital a desembolsar. El impuesto de sociedades es de 10% y el IVA de 15%. No hay ningún requisito de residencia en Chipre por lo que todos los no residentes pueden disfrutar de todas las ventajas fiscales que ofrece esta jurisdicción fiscal. Se garantiza el anonimato de los accionistas y existen normas relativas al secreto bancario lo cual es fundamental para atrer capital extranjero.