Dubai es uno de los siete emiratos que conforman la federación de los Emiratos Árabes Unidos. Está ubicado en la costa del golfo Pérsico entre Abu Dhabi al sur, Sharjah al noreste, Omán al sureste, y los emiratos de Ajmán al oeste y Ras al-Jaima al norte. El emirato de Dubai es una monarquía constitucional gobernado por el jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum desde 2006. La población del emirato asciende a más de dos millones y la mayor parte de los residentes es proveniente de Asia. La ciudad cuenta con dos aeropuertos internacionales (OMDB y OMDW), dos puertos (Mina Rashid y Jebel Ali) y alberga varias de las construcciones más notables del mundo como la torre Burj Khalifa y el hotel Burj Al Arab. El idioma oficial es el árabe pero el inglés es largamente hablado por la mayor parte de la población y en especial en el sector servicios en el que se le puede considerar idioma cooficial.

Economía

Los Emiratos Árabes Unidos tienen una de las economías con mayor crecimiento en el mundo durante décadas, siendo ésta muy diversificada y cada vez menos dependiente del petróleo y los hidrocarburos. Sobresale el sector de servicios financieros, el turismo y la logística; el puerto Jebel Ali es uno de los puertos con mayor tráfico de mercancías del mundo. Debido a su ubicación estratégica, prolongada estabilidad política y unas políticas fiscales favorables, Dubai se ha consolidado como un centro financiero internacional en el que tienen sedes algunos de los mayores bancos.

Zonas Libres de Comercio

En los Emiratos existen unas 40 zonas libres de comercio encaminadas a fomentar el comercio internacional y donde no aplican impuestos o estos son muy reducidos, de ahí que varios emiratos como Dubai sean considerados paraísos fiscales. En la mayor parte de las zonas libres de comercio, no existen impuestos sobre los ingresos de empresas o empresarios del sector privado, ni existen cuotas sobre intercambio de productos, siendo además permitida la total repatriación de los capitales. También tiene un papel muy relevante el comercio de oro acaparando el emirato de Dubai aproximadamente un 28% del comercio mundial del metal precioso. Las diferencias entre las distintas Zonas Libres de Comercio de los Emiratos Árabes Unidos, tienen que ver con el tipo de actividad mercantil que llevará a cabo la empresa, costes de registro, documentos requeridos a los accionistas y ámbito de registro de la propiedad.

Características Sociedad Offshore Dubai

  • No existe un registro público de accionistas o beneficiarios
  • El capital puede ser emitido en cualquier moneda y no existe mínimo de desembolso
  • El número mínimo de directores y accionistas es 1
  • Representante local no requerido
  • Se requiere un secretario
  • No se admiten las acciones al portador, ni clases diferenciadas de acciones
  • Las empresas domiciliadas en las Zonas Libres de Comercio pueden abrir cuentas bancarias en Dubai
  • Se requiere un agente registrador autorizado
  • El domicilio social es ubicado en las Zonas Libres de Comercio
  • No se requiere cuentas anuales auditadas, excepto en caso de sospecha
  • Las Zonas Francas ofrecen una privacidad y confidencialidad completa
  • Las juntas generales de accionistas se pueden celebrar fuera de Dubai y los Emiratos
  • Se requiere firmar los documentos corporativos en la sede del Agente Registrador y también se requiere presencia física para abrir una cuenta bancaria
  • Sello corporativo opcional

Acuerdos para evitar la doble imposición

Dubai tiene suscritos acuerdos para evitar la doble imposición con los siguientes países: Egipto, Argelia, Yemen, Túnez, Marruecos, Sudan, Siria, Líbano, Mozambique, Pakistán, India, Sri Lanka, Filipinas, Corea, Singapur, Indonesia, Tailandia, Malasia, China, Nuevo Zelanda, Ucrania, Bielorrusia, Países Bajos, Bulgaria, Turkmenistán, Armenia, Tayikistán, Mongolia, Azerbaiyán, Austria, Polonia, Alemania, Finlandia, Italia, república Checa, Francia, Bélgica, Rumanía, Turquía, Luxemburgo, España, Malta, Bosnia y Herzegovina, Seychelles, Mauricio, Canadá, Uzbekistán.

Sociedades Onshore en los Emiratos Árabes Unidos

Si precisa realizar actividades mercantiles dentro de los Emiratos Árabes Unidos, es necesaria la creación de una empresa onshore que puede ser propiedad parcialmente de inversores extranjeros pero se requiere de un inversor local que tenga al menos 51% de las acciones. Uno de los usos tradicionales de una sociedad offshore exenta domiciliada en las Zonas Libres de Comercio es utilizarla como sociedad holding de una empresa onshore en cualquier zona franca de libre elección. A través de este tipo de empresa onshore se puede obtener un visado de inversor de 3 años además del estatus de residente fiscal onshore con acceso a acuerdos fiscales.