El bailiazgo de Guernsey es una dependencia de la Corona Británica ubicada en el canal de la Mancha, al oeste de las costas de Normandía. El territorio comprende la isla de Guernsey, Alderney, Sark, Herm además de otras islas pequeñas no habitadas y forma junto con Jersey el archipiélago de las Islas del Canal. Aunque la defensa de las Islas del Canal es responsabilidad de Reino Unido, Guernsey no forma parte de UK, siendo su estatuto el de una dependencia de la corona, y por lo tanto no forma parte de la Unión Europea.

Guernsey es un paraíso fiscal en el que están domiciliadas todo tipo de sociedades offshore, fondos de inversión, bancos offshore, compañías aseguradoras y fideicomisos entre otros. La isla es un centro financiero pionero desde la introducción en 1950 de un régimen fiscal para empresas propiedad de no residentes. Tradicionalmente estas empresas pagaban una tasa anual fija de 500 libras.

Fiscalidad

La legislación reciente ha convertido en todas las empresas offshore en corporaciones residentes sujetas a todos los impuestos. Sin embargo, las sociedades offshore pueden beneficiarse de total exención de impuestos si cumplen ciertos criterios establecidos por una ordenanza sobre el impuesto por ingresos. Entre los requisitos para obtener el estatus de exento de impuestos, se debe tramitar la solicitud antes del 31 de marzo del año para el que se tramita, pagar una tasa de 500 libras y entregar a la Administración una relación completa de los accionistas y beneficiarios.

En este sentido, las compañías exentas de impuestos se perfilan como una solución fiable para planificación fiscal, inversión en acciones, bonos y letras del estado, inversiones inmobiliarias, embarcaciones deportivas, etc. Las empresas que cumplen con estos requisitos no pagan impuestos por los ingresos generados fuera de la jurisdicción.

En el caso de particulares no residentes, Guernsey estableció en 2003 una retención de 15% sobre los intereses y beneficios generados para ciudadanos de la Unión Europea. La directiva entró en vigor en el año 2005, y posteriormente en el 2008, se incrementó la tasa a 35%. Esta tasa también se aplica a no residentes de otros países no miembros de la UE como AndorraLiechtenstein, Monaco, San Marino y Suiza. Guernsey tiene acuerdos de doble imposición con UK y otros estados, un punto a tener en cuenta a la hora de crear una estructura financiera eficiente para neutralizar los impuestos.

Sociedades offshore

Guernsey es una jurisdicción muy atractiva para la creación de filiales y sociedades offshore, debido a su proximidad con Londres, tiene la misma zona horaria que la mayoría de las bolsas europeas, además de ser política y económicamente estable. Las empresas offshore que son controladas desde fuera de la jurisdicción, deben pagar 20% únicamente de los ingresos obtenidos dentro de Guernsey si se da el caso.