Las Islas Cook están ubicadas en el océano Pacífico Sur, entre Hawái y Nueva Zelanda. Tiene un sistema de gobierno democrático-parlamentario en libre asociación con Nueva Zelanda, por lo que se trata de una jurisdicción políticamente estable. El país comprende quince pequeñas islas, siendo Rarotonga la más importante ya que alberga la mayor parte de la población y también el aeropuerto internacional de Avarua, NCRG.

Economía

La economía está basada principalmente en el turismo, sin embargo ha habido una notable expansión de la industria offshore gracias a una legislación atractiva que posibilita la creación de sociedades internacionales, bancos, compañías aseguradoras, fideicomisos.

Sociedades offshore

Dicha legislación permite en cierta medida el anonimato de los beneficiarios de sociedades y trusts, al no ser estos datos incorporados en ningún registro público. Todas las sociedades offshore están exentas de impuestos. La jurisdicción fiscal de las Islas Cook permite la creación de empresas internacionales exentas de impuestos.

Ventajas fiscales

Las sociedades offshore incorporadas en la Islas Cook ofrecen ventajas fiscales similares a las de otros paraísos fiscales incluyendo anonimato, estabilidad y seguridad, minimizar los impuestos. Algunas de las características destacadas de la Empresa Internacional de Comercio de las Islas Cook (Cook Islands IBC) incluyen:

  • Se requiere un mínimo de un accionista y un director que puede ser no residente o corporativo
  • Confidencialidad y protección de datos de accionistas y directores
  • Se pueden emitir acciones al portador, que deben ser custodiadas por un Agente autorizado dentro del país
  • Es necesario contar con un secretario local, en la mayoría de los casos proporcionado por el Agente Registrador
  • Exención de impuestos para todas las compañías internacionales
  • Se permite la re-domiciliación de compañías offshore provenientes de o hacía otras jurisdicciones