Las jurisdicciones offshore, países y territorios que tienen la consideración de paraísos fiscales en la legislación española están recogidos en El Real Decreto 1080/1991 de 5 de julio. Estas jurisdicciones tienen consideración de paraísos fiscales tanto a efectos de lo dispuesto en la Ley reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como en la Ley sobre el Impuesto de Sociedades. La lista está en constante evolución y El Real Decreto 1080/1991 va sufriendo modificaciones a medida que se firman Convenios para evitar la doble imposición y los acuerdos de intercambio de información en materia tributaria. Un paraíso fiscal dejará de tener tal consideración desde el momento en que estos convenios o acuerdos se apliquen.

Principado de Andorra: CDI 10-02-2011
Anguilla
Antigua y Barbuda
Antillas Holandesas
Aruba
Bahamas
Bahréin
Barbados
Bermuda
Sultanato de Brunei
Chipre (acuerdo de doble imposición pendiente 14 febrero 2013)
Dominica
Emiratos Árabes Unidos: CDI 16-10-2007
Islas Caimán
Islas Cook
Islas Fiji
Isla de Man (pendiente acuerdo de doble imposición)
Islas de Guernesey y Jersey (acuerdo de doble imposición 18 Nov 2015)
Islas Malvinas
Islas Marianas
Islas Turcas y Caicos
Islas Salomón
Islas Vírgenes Británicas
Islas Vírgenes de EEUU
Gibraltar
Granada
Hong-Kong
Jamaica
Reino Hachemita de Jordania
Líbano
Liberia
Liechtenstein
Luxemburgo: CDI
Macao
Malta: CDI 12-09-2006
Mónaco
Mauricio
Montserrat
Naurú
Omán
Panamá: CDI 4-04-2011 Dejó de ser considerado paraíso fiscal en 2015.
San Marino
Seychelles
Singapur
San Vicente y las Granadinas
Santa Lucía
Trinidad y Tobago
Vanuatu

Operaciones mercantiles con sociedades en paraísos fiscales

Gastos no deducibles

La legislación española determina una serie de gastos que no son deducibles, a través de la Ley reguladora del Impuesto de Sociedades:

Artículo 14.1 Ley Impuesto de Sociedades

Gastos derivados de servicios prestados por personas físicas o jurídicas residentes en paraísos fiscales, o aquellos que se abonen a través de personas o entidades residentes en dichas jurisdicciones. Como excepción, sí el sujeto pasivo logra probar que dichos gastos, en principio no deducibles, responden a operaciones realizadas, sí se puede admitir su deductibilidad fiscal. El artículo 14.1 responde básicamente a la realidad financiera donde la mayor parte de estos gastos a favor de entidades españolas suelen ser ficticios. La disposición tampoco establece ningún medio concreto de prueba de que dichas operaciones no son ficticias, por lo que habrá que valerse de cualquier medio legal disponible para tal efecto.

Artículo 12 Ley Impuesto de Sociedades

En el ámbito de las provisiones por depreciación de valores este artículo establece dos supuestos de no deducción de las dotaciones que están vinculadas a paraísos fiscales.

  • El artículo 12.3 establece, con carácter general la deductibilidad de las dotaciones por depreciación de los valores representativos de la participación en fondos propios de entidades que no coticen en los mercados secundarios, con un límite que consta de la diferencia entre el valor teórico contable al principio y al final del ejercicio contable. Asimismo no se admite la deductibilidad de las dotaciones a provisiones correspondientes a acciones o participaciones en entidades residentes en paraísos fiscales, excepto que dichas entidades consoliden sus cuentas con las de la sociedad que realiza la dotación de acuerdo al artículo 42 del Código de Comercio.
  • El artículo 12.4 admite la deducción de la provisión por depreciaciones de valores de renta fija que estén cotizando en un mercado secundario no situados en paraísos fiscales, con límite de la depreciación global sufrida por todos los valores de la renta fija con cotización.