Luxemburgo es uno de los centros financieros de Europa especializado en servicios de banca para no residentes. Comenzó a atraer inversores de Alemania, Bélgica y Francia debido a sus bajos niveles fiscales, carencia de retención fiscal sobre los intereses y dividendos y legislación  de secreto bancario. Al principio los eurobonos estaban exentos de impuestos en Luxemburgo, situación que fue la principal impulsora del desarrollo de este centro financiero. Muchas empresas de inversión alemanas establecieron sus holdings en Luxemburgo aprovechando el estatuto fiscal ventajoso para este tipo de entidades. En la actualidad, Luxemburgo es uno de los principales centros financieros con una capitalización bursátil superior a la de las Islas Caimán, Singapur o Hong Kong. Sin embargo, Luxemburgo no es considerado un paraíso fiscal propiamente dicho por la OCDE ni por la legislación española. Más bien un centro financiero moderno al servicio de la Unión Europea, siendo el país además, miembro de la UE. Desde Luxemburgo operan más de 1,200 fondos de pensiones o de inversión y alberga más de 10,000 holdings y grupos empresariales.

Sector bancario

En teoría para abrir una cuenta bancaria en Luxemburgo, sólo se necesita acreditar la identidad mediante un pasaporte en vigor. El método más rápido para obtener una cuenta bancaria y disponer de tarjetas de crédito asociadas a dicha cuenta, es contar con una carta de recomendación de otro banco o de una empresas que le haya contratado. De este modo se aceleran todos los trámites y puede acceder a las tarifas especiales o servicios con descuento sobre comisiones bancarias determinadas.

Cuentas bancarias

Además de cuentas bancarias corrientes, cualquier particular puede abrir de una cuenta de ahorro en la mayoría de los bancos luxemburgueses. Los intereses generados por planes de ahorro, depósitos y otros productos de ahorro tributan a un tipo del 10%, pero los beneficiarios de dichas cuentas no son comunicados a las autoridades como parte de la política de secreto bancario de Luxemburgo. Los intereses anuales generados por estos productos de ahorro están exentos de impuestos y no tienen que ser declarados si no superan los 250€ al año. Los depósitos a plazo fijo suelen ser de mínimo 12 meses y en el caso de los planes de ahorro, se requiere invertir durante varios años antes de poder hacer retiros. Como regla general en todos los mercados, a mayor plazo mayores rendimientos.

Bancos en Luxemburgo

ABLV Bank Luxembourg S.A.
ABN Amro Bank (Luxembourg) S.A.
Andbank Luxembourg
Banca March, S.A., Luxembourg Branch
BNP Paribas, succursale de Luxembourg
Banque Internationale à Luxembourg
Banque Raiffeisen
Banque de Luxembourg S.A.
EFG Bank (Luxembourg) S.A.
HSBC Bank Plc., Luxembourg branch
ING Luxembourg
Societe Generale Bank & Trust S.A.
The Royal Bank of Scotland Plc, Luxembourg Branch