La República de las Seychelles es un grupo de 115 islas ubicadas en el océano Índico, al noreste de Madagascar. Victoria, la capital, es la única ciudad del archipiélago y es habitada por un tercio de la población.

Tipos de entidades

Seychelles es una jurisdicción fiscal que ofrece servicios de banca offshore, registro de empresas extraterritoriales o IBCs (International Business Company), registro de fondos de inversión y compañías aseguradoras pero también se pueden abanderar barcos y embarcaciones. Es un paraíso fiscal utilizado por muchas compañías, empresarios y particulares. Las leyes que gobiernan el paraíso fiscal de las Seychelles ofrecen protección de los activos, reducción de impuestos y de las obligaciones fiscales, la privacidad y la confidencialidad de las personas y las empresas.

Fiscalidad

Actualmente, las empresas registradas en Seychelles y que desarrollan su actividad fuera de la jurisdicción, se benefician de una exención de impuestos durante 20 años desde su constitución. Esta exención o la ausencia total de impuestos, está garantizada por la ley. También se establece que todas las empresas extraterritoriales tengan que abonar una licencia anual de $100.

Crear una empresa en Seychelles

El proceso de creación de una empresa en Seychelles es muy sencillo y se puede realizar en unos pocos días si se acude a una asesoría especializada. Para facilitar el desarrollo de la actividad de las empresas offshore, Seychelles permite que el accionista y el director sea la misma persona. Asimismo, los beneficiarios finales de las empresas pueden constituir la sociedad con accionistas y directores nominales para garantizar la privacidad y evitar el Registro Público. Las empresas no están obligadas a presentar sus estados financieros o balances a ninguna autoridad fiscal, garantizándose de esta forma la total privacidad. Otra ventaja es que a diferencia de otros centros financieros, Seychelles permite a las empresas offshore mover fondos libremente dentro y fuera del país.

Tratados de doble imposición

Seychelles ha firmado acuerdos para evitar la doble imposición con varios estados, pero dichos acuerdos no aplican a las sociedades offshore. Entre los estados con los que tiene acuerdos se encuentran Bélgica, China, Chipre, Emiratos Árabes, Mónaco o Tailandia.