Menú Cerrar

Delaware

Delaware es uno de los 50 estados de los Estados Unidos de América, situado en el noreste del país. Es el segundo estado más pequeño por detrás de Rhode Island y también uno de los menos poblados. Pase a su extensión, Delaware es un paraíso fiscal corporativo y un centro financiero a nivel mundial en el que se estima que alberga sedes de más de 250 mil empresas. Se trata de una jurisdicción offshore corporativa donde la legislación permite la exención de impuestos para sociedades limitadas (LLC) en manos de extranjeros no residentes, siempre y cuando no operen dentro del estado. Las filiales de los holdings empresariales están exentas de impuestos, por lo que muchas corporaciones establecen su sede central en Delaware y sus filiales operativas en otros estados. Según un estudio, un 58% de las empresas de Fortune 500 tienen sede en Delaware. El marco legal y fiscal bajo el que operan las empresas en Delaware es la ‘General Corporation Law’ cuya regulación recae en la División de Corporaciones del Departamento de Estado del Gobierno de Delaware.

Ventajas fiscales y corporativas en Delaware

Delaware es uno de los estados más populares donde incorporar negocios con fines de responsabilidad y protección de activos. También proporciona privacidad de propiedad, un sistema legal eficiente para disputas comerciales y beneficios fiscales para los activos.

Confidencialidad

Una empresa de Delaware puede operar de forma anónima a través de un Agente Autorizado con el que se crea la compañía. Esto supone una ventaja en los juicios civiles en los que los propietarios no se pueden divulgar bajo las leyes de Delaware y por lo tanto están a salvo de ser demandados junto con la empresa. Esta protección aplica en el caso de juicios civiles donde la empresa resulte condenada por la comisión de un delito. Las empresas tienen que presentar un informe anual que debe incluir el nombre y dirección de uno de los miembros de la junta directiva y la identidad de todos los directores. Los accionistas no aparecen en el informe anual y no se reportan al estado.

Sistema de jurisprudencias

Debido a la amplia experiencia de los tribunales de Delaware, este estado tiene un sistema de jurisprudencias más desarrollado que en otros estados, que sirve para dar a las empresas una mayor orientación sobre cuestiones de gobierno corporativo y cuestiones de responsabilidad en las transacciones. Se requiere un mínimo de un director quien puede tener cualquier nacionalidad y residir en cualquier parte del mundo. Los directores también pueden ser personas jurídicas. Si la sociedad tiene más de un accionista, por lo menos uno de los directores debe ser residente local.

Tipos de interés no regulados

La jurisdicción fiscal de Delaware ha atraído un buen número de bancos y entidades de crédito debido a la ausencia de regulación sobre la usura. La mayoría de otros estados tienen unos tipos de interés máximos establecidos pero las leyes federales permiten que un banco nacional pueda acogerse a las leyes de la jurisdicción de su sede principal.

Impuestos sobre las ventas

Las tasas gubernamentales pagadas por el gran número de empresas que se han establecido en la jurisdicción permiten que Delaware también sea uno de los cinco estados sin impuestos sobre las ventas (Alaska, Montana, New Hampshire, Delaware, Oregon). Sí aplica unos impuestos especiales al combustible, tabaco, bebidas alcohólicas, ocio, primas de seguros y otros artículos seleccionados.

Impuestos sobre la renta

El impuesto sobre la renta de las personas físicas es progresivo y va del 2,2% al 5,55% para los ingresos inferiores a $60,000 y 5,95% para los ingresos superiores a esa cantidad.

Impuesto sobre sociedades

El impuesto sobre sociedades que se aplica a las empresas que operan en el estado es un fijo del 8,7%, incluso mayor que en otros estados, pero que prefieren Delaware por sus garantías jurídicas y sistema de jurisprudencias. Los impuestos para corporaciones sin presencia física en el estado de Delaware o que son operadas desde el extranjero se calculan en base a una compleja fórmula en función del número de acciones emitidas y capital de valor nominal, con cantidades que van desde un mínimo de $175 a un máximo de $180,000 anual.

Sociedades offshore en Delaware

Una empresa incorporada en Delaware puede adoptar en tres formas principales: Delaware LLC, Delaware C-Corporation y Delaware S-Corporation. Estas compañías de Delaware pueden usarse como entidades offshore simplemente porque pueden estar formadas por ciudadanos extranjeros no residentes, a excepción de la S-Corporation para quien sólo pueden aplicar ciudadanos estadounidenses, y pueden servir para comerciar y hacer negocios exclusivamente fuera de los Estados Unidos. 

Delaware LLC

La Delaware LLC es el vehículo más popular empleado por no residentes para constituir una empresa libre de impuestos en Estados Unidos. Una importante diferencia entre la LLC y una Corporación es relativa a la privacidad: el informe anual de una corporación de Delaware debe indicar el nombre y la dirección física de todos los directores y el nombre y la dirección física de al menos un oficial, así como la dirección física del lugar principal de negocios de la corporación. Mientras que la LLC no tiene que presentar informe anual y para su incorporación no es necesario indicar los datos personales de los miembros o gerentes, requiriéndose únicamente que el Agente Registrador Autorizado sí conozca dichos datos.

Capital social y acciones

No existe un límite mínimo en cuanto al monto de capital social autorizado. No se permiten las acciones al portador.

Accionistas

El número mínimo de accionistas para una corporación es uno. El accionista puede ser otra corporación.

Directores

En una compañía constituida en Delaware, una sola persona puede técnicamente ocupar todos los puestos de la corporación -presidente, secretario y tesorero- y servir como el único director. Los nombres del presidente, secretario, tesorero, directores, no necesitan estar enumerados en los artículos de incorporación.

Impuestos

Al igual que las corporaciones S, las LLC estándar de Delaware no están obligadas a pagar impuestos federales o estatales sobre la renta si reúnen dos condiciones: que los miembros sean no residentes y no se esté llevando a cabo ninguna actividad mercantil en Estados Unidos. Sin embargo, las LLC deben pagar un impuesto anual fijo al estado.